Título Blog No tengo dinero

Una de las frases  que más oímos entre personas que se sienten estancadas a nivel laboral o que poseen una situación económica en crisis es sin duda: _¡No tengo dinero, ni tiempo para capacitarme ahora!_.  Si tomamos en cuenta que el mundo laboral en el que nos desenvolvemos actualmente tendemos a observar una alta demanda de personal que posea ciertas características, entre las que están:

  • Flexibilidad en los horarios disponibles
  • Inteligencia emocional
  • Habilidades y capacidades variadas
  • Facilidad de adaptarse a los cambios
  • Capacidad de trabajar bajo presión
  • Ser proactivo, entre muchas otras

…Que nos ubicarían entre las personas elegibles para un empleo. De allí la importancia principal de estar preparados y capacitados en diferentes áreas para aprovechar  las oportunidades que se nos presenten combinando dichos conocimientos y habilidades,  para lograr una mejoría sustancial en nuestra economía,  ya sea desde un empleo o desde un emprendimiento propio.

Obviamente capacitarse requiere de tiempo y dinero, lo que debemos pensar e investigar es ¿cuáles de las opciones que tenemos a nuestro alrededor se adapta más a nuestra realidad?, siempre hay opciones gratuitas como por ejemplo: investigar en la red, buscar en bibliotecas y librerías o organizaciones gubernamentales  o sociales sin fines de lucro, etcétera, que entreguen formación gratuita, que nos proporcionan un abrebocas de los diferentes mundos en los que podemos incursionar que requieren de mucho tiempo y dedicación de trabajo personal, pero muchas veces, las mejores opciones,  o las opciones “atajo”,  más rápidas para lograrlo, son pagas, como: cursos online o presenciales, la especialización a nivel de post grados o el hecho de estudiar una nueva carrera profesional desde cero.  En ambos casos debemos verlo siempre como una inversión que hacemos en nosotros mismos para lograr nuestras metas, y por supuesto, si hablamos de una inversión, hablamos de riesgo y sacrificios, que muchas veces, por no salir de nuestra zona de confort  o por no creer en nuestras propias capacidades (o por tener miedo), no queremos asumir.

Desde el  punto de vista empresarial muchas veces capacitar a nuestro a nuestro personal, nos puede parecer, en muchos casos , una inversión innecesaria, pero a largo plazo y en diferentes situaciones  se demuestra que aumenta en gran medida, cualquier otra inversión que se haga para hacer crecer a  la empresa. Según el artículo de Victoría Holtz que es consultora empresarial, Directora General de TMI World México: (http://www.guiadecapacitacion.com/Articulos-Destacados/cuanto-cuesta-la-capacitacion.html)

Si piensa que no puede invertir tiempo ni dinero en capacitar a su personal, considere lo siguiente:
· La gente sin capacitación tarda hasta seis veces más en realizar su trabajo, que una persona capacitada y motivada.
· La capacitación mejora la retención. En aquellas empresas en las que no hay capacitación de ningún tipo, 41% de las personas quieren irse. En aquellas en las que sí la hay, sólo 12% busca irse. (Louis Harris and Associate Poll).
Esto implica un gran costo para la organización.
· Un estudio longitudinal realizado por la American Society of Training and Development muestra que las empresas que invierten $1500 dólares en capacitación por empleado, comparado con aquellos que invierten $125, experimentan, en promedio, un aumento del  24% en margen de ganancia y 218% mayor productividad por empleado!
· Los países que más invierten en capacitación, son los más competitivos. (World competitiveness report, 2012).
· Así, la capacitación debe verse como una inversión, no un gasto. Exija calidad, garantía, flexibilidad y compromiso por parte de las firmas de capacitación que contrate. Inicie con un buen diagnóstico, para no gastar en lo que no hay que gastar, un plan de capacitación hecho a la medida y busque siempre llegar al ROI y al ROV de los proyectos de capacitación.

Según Mark Stiving: Como regla general de las negociaciones, la persona más paciente gana. Las personas con más tiempo pueden ser más pacientes. Las personas con menos tiempo (o paciencia) tienden a pagar más. Y si analizamos también una cita de Patricia Fripp, una entrenadora de oradores de clase mundial, que dice algo como esto: “Cuando uno está al principio de su carrera, tiene más tiempo que dinero. Más adelante en su carrera usted tendrá más dinero que tiempo”, entonces dependiendo de nuestro estilo de vida, nuestras responsabilidades y posibilidades, comenzaremos a pensar que debemos organizarnos, planificar  ahora y accionar, tomar decisiones que nos muevan la vida, es decir, sembrar ya en nosotros todo lo que necesitamos, para recoger más adelante una abundante cosecha.

Para conocer más sobre nosotros y nuestros servicios síguenos en nuestras redes sociales. También puedes ver más detalles Aqui.

Recent Posts
0

Start typing and press Enter to search